AGONIA

Vio su rostro encerrado dentro de la cutícula de un embrión. Y su cuerpo aniñado y traslúcido hundiéndose en la ciénaga de un páramo.

Sic Transit
Sic Transit

       

    Luego alguien desconectó la máquina. Los fantasmas se esfumaron en un magma de turbiedad. Y ya nunca supo que había nacido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s