REFLEXION

REFLEXIÓN

Sábado. El día anterior.

En la tierra de las mil naciones, los ornitorrincos, con tejanos perrito, pastan en las barbacoas velando su ambición. En las plazas públicas, tribus multi-proto-disidentes tientan al inefable destino predicando monsergas pre-kantianas. Aquí, en la terraza, a la altura del quinto piso, el ozono todavía es respirable mientras corto tallos secos en los agonizantes tiestos del verano.

 Jornada de reflexión, afirman, mientras nos columpiamos en el vacío.

 Horas muermas para que los gatopardos adecenten las máscaras con las que van a sobrevivir, de nuevo,  a un futuro descriptible y agotado.

 Silencio, la prima de riesgo duerme hasta el lunes. Bebamos, entretanto, en manantiales que el desdén y las jerigonzas aún no han contaminado ( del todo ). Otoño. Caen las hojas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s