INFLEXION

Domingo. Una semana después.

Los perdedores han comenzado a saltar del barco en llamas. Antes, les gusta protagonizar sainetes bufos, con esa mueca burlona que se les queda cuando la vanidad ha huído con otro. Hay, como no podía ser menos, ajustes de cuentas entre los lacayos más febriles , una ristra de lloriqueos ridículos entre los trujumanes habituales y las tertulias del Canal 24 Horas.

Los ganadores, ese dudoso honor estadístico, se distinguen por estar poseidos de una dignidad (muy) impostada que consiste en perdonar la vida a sus adversarios con arrumacos. Mientras el líder surfea en ese acreditado tancredismo que tanto divierte a los editorialistas de The Guardian y a los humoristas 4501de la Secta.

Mientras en los campos minados de Twiterlandia, todo es ruido y furia contra unos y otros, en ese jocoso diálogo de besugos que tanto hiere a los divos y divierte al populacho.

En fín, los de siempre. Para consolarme me he refugiado en la Filmoteca para disfrutar, por vez primera en pantalla grande, de Retorno al Pasado”. Pero eso será otra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s