TRES TRISTES…OLVIDOS.

Hay un hombre que lee, nariz de pájaro, mirada miope y marrón, un libro demasiado grueso que amenaza con engullirlo. A su lado un café, un reloj oscuro y un anillo.

Cien páginas después, el último camarero recoge los despojos del día. El hombre, advertido, cierra el libro y se va sin ruido.

Sobre la mesa el anillo, olvidado, destella con pequeños brillos fugaces, al compás de las luces que se apagan.

……………………………

Ellos se besan y se besan bajo el círculo de luz de una farola. El abrazo se prolonga y se prolonga en sucesivos y esforzados jeribeques hasta que se esfuman de la luz.

Atado a la farola, el perro se lame el hocico y mira, abnegado, las tinieblas y la ausencia. Espera sin saber.

2012bookone04

                                                          …………………………………………………

Un tipo aterido sale del cine temblando. Se levanta las solapas del abrigo, golpea el suelo con los pies, se quita las gafas, estornuda, tira un envoltorio a una papelera, lanza escuetas miradas furtivas y comienza a caminar con pasos precipitados.

En un butaca, fila nueve, nº 5, el teléfono parpadea. Llama Sara. El silencio no responde. Los créditos concluyen en la sala vacía.

The End.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s