BALA DE CAÑON

Me han regalado un disco. Una maravilla. Es una pieza histórica de Julian “Cannonball” Adderley que grabó con John Coltrane en 1959.

Bala de Cañon, es uno de esos “fat man” de sonrisa perenne que destila bonhomía por quintales y que en su satisfecha redondez parece eternamente felices. Murió joven, con 47 años, pero se lo pasó en grande. Lo observo en las fotos y me lo imagino comiendo un par de Big Mac para desayunar ó durmiéndose plácidamente con cualquier obra maestra de Tarkowsky. Un tipo sencillote.

Bala de Cañon

 Pero cuando abraza el saxo alto y sopla se pone en marcha una tormenta de colores con toda la gama del arcoiris  Ritmo y belleza a raudales. En las enciclopedias, simplemente, lo califican como heredero de Charlie Parker. Y eso son palabras mayores.

           En este disco esencial de su carrera, esta acompañado ademas por un pianista estupendo que hay que reivindicar, Wynton Kelly. Escucharle desplazarse por las teclas en perfectas armonías es como saciarse con Usain Bolt cuando corre por la calle central de la gloria. Una gozada.

Pues nada, aquí dejo una pequeña gota de ámbar del talento del “gordito feliz“: Grand Central.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s