ORNITORRINCOS EN LA CIENAGA (II)

Subespecies:

                                          Los Albondiguillas

                                          Dietálogos

                                          Otilios 

          En esta fauna descontrolada, se multiplican a diario las mutaciones del ADN que los ata: la corrupción. Disecado a todos los efectos, el músculo moral de la especie por el uso inmune, solo queda la aparición de infinitas emanaciones. 

    A la sombra de los patriarcas del Partido, pululan suplentes y advenedizos sin ningún tipo de prejuicio. Se limitan a imitar al sátrapa que les colocó en la hornacina.

 santiago ydañez3

        Y ahí están, miradlos. Siempre acorazados en sus BMW  (González Panero) balbuceando justificaciones que ofenden al común ( Yolanda Barcina), explotando las miserias del rival que no lo es tanto ( Samuel Folgueral)

    Es una hidra . Una camada de peones. Una epidemia de pequeños virreyes trapaceros. Otilios en funciones de Maquiavelo. Un peligro público.

       Luego se disculpan, huyen, se encastillan, se evaporan. Pero ya nada importa. Les conocemos. Continuarán en la ciénaga pese a sus golpes de pecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s