CRIPTOGRAMA

         En la memoria de E., en algún lugar de su intrincada espesura, se encuentra el desván donde guarda los sueños y todos aquellos augurios que ha venido coleccionando con la inútil avidez de un coleccionista de monedas victorianas.

       Es un paraje secreto, sin geografía, sin llave, sin clave, sin mapas. Un territorio hermético del que yo solo tengo referencias absurdas, aderezadas por guiños torturados y trampas.

      Este refugio de E. es una fortaleza sin puentes levadizos. Una construcción sin planos. Un espejo negro. Un quark. Una nave alienígena orbitando sin pausa por cosmos más allá de todo .

        En esa caja de pandora, viven congelados sus deseos heridos y las horas devastadas. También algunas ansias fermentadas y todos los viajes ineditos alimentados con planes tan vacuos como nubes sin lluvia.

klimt-Serpents

          Pero, ay!, sus ojos siempre la delatan. Por esos sumideros, fulgores de gris y miel, en ocasiones precisas aunque escasas, suelen huir en refriega algunas de esas fantasías cautivas. Parecen reclamar una segunda oportunidad para compartir afanes, otra vez fatalmente, compinchados.

           Y volvemos a intentarlo antes de que se diluyan y retornen al redil y a las tinieblas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s