ORNITORRINCOS EN LA CIÉNAGA -VI-

        Subespecie:    EREcephalus

        

Esta familiota nace, crece y se multiplica en los caliginosos territorios del sur de la charca. Allí remolonean estos marsupiales antediluvianos que destacan por sus largos tentáculos y por ser propietarios de una memoria esponjosa y olvidadiza. Se alimentan de sabrosos crustáceos y de tertulianos afines. Son rudimentarios pero muy ocurrentes. Y tienden a momificarse tras disfrutar de luengos periodos de jubilación manufacturada. 

En esta Era Blanda, los EREcephalus viven momentos de una cierta convulsión. Algunos, incluso, han visitado las mazmorras lo que han aprovechado para leer a Dan Brown. Pero nada les preocupa puesto que son primos de Madame La Impunidad.

  En la ciénaga, son reconocidos por haber conseguido sin méritos apreciables una acumulación de tesoros infinita. Inmensos patrimonios que son festejados por sus inmensas familias asando vacas y enchufando a los sobrinos en inexistentes negocios solubles en el cero.

prometheusengineer6162012
Asi crecen los EREcephalus

 Ah…se me olvidaba. En sus espaldas calcáreas viven parasitariamente unas colonias de moluscos cuyos reyezuelos descienden, vagamente, de aquellos gigantescos leviatanes extinguidos hace mil milenios en las viejas estepas siberianas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s