UN PANFLETO INUTIL

       ¿Por qué cada vez que peregrino por la TDT en busca de algun milagro, solo encuentro películas repetidas de Steven Seagal, Jackie Chan, el insípido Van Damme o Vin Diesel, entre otros ?

Pues tal vez porque el cine en las televisiones comerciales, se ha convertido en nuestra reconocida ciénaga en un recurso técnico para ensamblar bloques de anuncios de diez minutos. Exclusivamente. Una especie de protocolo calculado que consiste en amontonar películas de catálogo, con el que alfombrar el negocio de estos mercaderes del ocio masivo.

De este zoco catódico ha desaparecido cualquier vestigio racional que tenga, siquiera, algún vínculo con la cinefilia, el respeto cultural, un mínimo gusto por la tradición histórica del antiguamente llamado séptimo arte o la pura sensatez.

Programan el cine como rosquillas en un carrusel publicitario sin final. De vez en cuando, seamos justos, incrustan entre el amasijo un Ford, un Hitchcock o Los Padrinos, para hacer bulto. Pero ha desaparecido prácticamente el cine clásico en blanco y negro, cualquier cinematografía que no sea norteamericana y casi todas las referencias canónicas o de manual por debajo de los años 40/50 ( la edad del oro del invento ) del pasado siglo. Así es, salvo contadas excepciones.

Relato_criminal-987923114-large
Una de las que no veremos en las teles fenicias

Para nuestros muy modernos conglomerados despóticos de Mediaset, Atresmedia, etc… el cine viene a ser un pasatiempo inevitable, clónico y chirriante entre colonias, coches y kilos de botox.

Para comprobar, en fin, el respeto de estos fenicios por el cine, solo basta, sí aguantas hasta el final, observar con tedio y asco como invariablemente se decapitan todas las proyecciones cuando aparecen los créditos finales; no sea que haya por ahí dos tipos raros a quienes le interese ese rollo.

En fin, para los arqueólogos, el cine en la tele pasa por la 2 , las plataformas de pago o conectar el artefacto a la Red ( viva¡¡ FILMIN ). A no ser, claro, que salivéis con el enésimo e insistente pase de cualquier plutocrata chucknorrista , con una de chinos, una de catástrofes, el Aídismo y el millón redundante de telefilmes con rubia amenazada por un marido-animal.

     CODA FINAL:  Dejo para mejor ocasión, si la hubiese, descender a los abismos cinematográficos de  Teles conservadoras  como 13 TV o Intereconomía . Donde, a veces,  entre el enorme barrizal se esconde alguna extraña gema.

     

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s