ORNITORRINCOS EN LA CIÉNAGA -VII-

     Subespecie: Los Quelonios

Este infra-grupúsculo aparece, básicamente, conformado por EX. Son la ganga residual de las reyertas. Suelen tener pasados oscuros, cuñadísimos sobrevenidos al vil metal, escriben Memorias con demasiadas trampas y han descubierto en la senectud una inclinación morbosa a a la telepredicación y a la infame semiótica del verdulerismo.

Los más cínicos son narcotizados en norias, retozan en hormigueros, striptesean en Twiterlandia y son glosados y/o festejados por tribunales de gatos. Gozan de un apoyo desinteresado por parte del hinchismo. Y de un apoyo interesado por los demagogos de las Sectas de la Indignation en cuyas soirées los quelonios son coristas incuestionables.

 francis-bacon-artwork-large-92915

Los meteoritos de este clan: revillanos, guerristoides, aznarillos y otros tantos infieles,  tienen, como no podía ser de otra manera, un historial con generosas telarañas. Cuando fueron virreyes en la charca dejaron rastros de facturas millonarias sin pagar, traiciones impolutas o participaron en operaciones de dudosa catadura con extraños sujetos que se llaman Ali.

Conclusión. Con mas conchas que sus primos los Galápagos, viven apasionados en el charlatanismo mediático y, a estas horas del desmadre, huelen que apesta a moho, a cenagal, a polvo antiguo, a disidencia de barro,  a anchoa rancia. A pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s