RUIDO

Está bien…sigamos un poco más.

La verdad es que había renunciado a continuar esta cháchara. Recluido en el silencio, en medio del inmenso e insaciable ruido que nunca termina, había encontrado una nube para desaparecer en ese justificado anonimato que tanto le convendría a toda esa jauría que jamás calla. Y estaba – estoy — bien. Sin necesidad de bla,bla,bla.

Que objeto tiene mantener este rincón en esa babel de doscientos millones de bitácoras aullando, gimoteando, segregando, balbuceando cada segundo, cada minuto, en el mismísimo vacío.

Callar y darse la vuelta hacia un dulce mutismo que no deberíamos haber abandonado. Esa era la meta. Durante el verano zulú dejé pasar los días sin asomarme a esta ventana y no necesité su abrigo para reconciliarme con mí sombra.

 Grosz

Pero aquí estoy, de nuevo, sin saber muy bien porqué…..y hacia donde voy a ir. El ruido es brutal. Desalienta. Contribuir a incrementarlo un micro-gramo más debería ser ilegal. Sin embargo caminemos un poco más aunque se me acaban las balas. Hola otra vez…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s